Cómo el estrés puede afectar a tu ciclo menstrual


Probablemente hayas tenido algún retraso de la regla o te ha llegado un poco antes de lo normal.
El estar preocupada 24 horas al día durante los 7 días de la semana, ya sea por temas personales o profesionales, se refleja en nuestro cuerpo y nunca de forma positiva.

El estrés incide directamente sobre nuestras hormonas y por tanto, influye en el ciclo menstrual, alterando así su curso natural.
Aquí te explicamos por qué y cómo el estrés afecta a tu ciclo y qué se puede hacer para solucionarlo.

Influencia del estrés en tu cuerpo

El ciclo menstrual está regulado por un circuito de retroalimentación hormonal que está íntimamente relacionado con nuestro cerebro. El estrés activa una vía dentro del eje hipotalámico hipofisario. Cuando experimentamos estrés, el cuerpo libera dos hormonas, el cortisol y la hormona liberadora de corticotropina que ayuda a regular la respuesta al estrés.

Cuando estas dos hormonas están en cantidades excesivas, impactan nuestras hormonas sexuales, lo que interfiere con el equilibrio de nuestros ciclos menstruales. Imagínate una orquesta; si un instrumento está tocando una melodía diferente, se pierde todo el equilibrio del sonido.

Efectos del estrés en la regla

Cuando se altera el equilibrio hormonal nuestro ciclo se ve afectado de diferentes maneras:

  • Cansancio y somnolencia durante todo el día. Estamos sumergidas en una cultura de personas con falta de sueño crónica. Las hormonas de la glándula pituitaria, que regulan nuestros ciclos hormonales, pueden verse afectadas por la falta de sueño, así como por la luz artificial.
  • Ciclos irregulares, incluidas las reglas con mucho retraso, pudiendo llegar a pasar 90 días entre regla y regla, y reglas que duran 21 días de su ciclo.
  • Dismenorrea, que consiste en reglas más dolorosas de lo habitual, causado por el mismo trastorno hormonal.
  • Amenorrea, que consiste en la ausencia de la regla.

¿Qué podemos hacer para evitar que el estrés tome el control de nuestras vidas?

Por supuesto, todas tenemos cierto nivel de estrés en nuestras vidas. Es imposible no hacerlo, estamos constantemente sometidas a problemas laborales o familiares, pero podemos tomar algunas medidas y conseguir que no afecte tanto a nuestro cuerpo.
Para evitar que suceda te recomendamos hacer ejercicio, definitivamente es una gran forma de relajarse y de disminuir el impacto negativo por la preocupación excesiva en nuestro cuerpo.
Llevar una dieta saludable, tampoco se nos debe olvidar ya que es un must para no dale cabia al estrés.

Además es super recomendable dormir bien y las horas que toca. Una cosa que mucha gente desconoce y que no se debe de pasar por alto es dormir en la oscuridad total, ya que puede ayudar a regular el ciclo menstrual y sobretodo la ovulación.

Si aún no lo has hecho, prueba nuestros productos de algodón orgánico y hipoalergénicos, que te ayudarán a sentirte mejor contigo misma, ya que ayudas a tu salud más íntima y al planeta.