¿Cómo influye el deporte en la menstruación?


Un gran número de mujeres practican deporte de forma habitual en su día a día, ya sea a nivel aficionado o a modo profesional.

Pero, alguna vez te has preguntado si influye el momento del ciclo menstrual a la hora de realizar ejercicio?

Pues bien, todos los días experimentamos cambios en nuestro cuerpo causados por las subidas y bajadas de las hormonas: energía, estado de ánimo, dolores musculares, dolores de cabeza, niveles de hierro en la sangre… Esto afecta de manera positiva o negativa en nuestro rendimiento a la hora de hacer ejercicio.

Son muchos los estudios y teorías realizados acerca de este tema y la conclusión final de la mayoría, es que hacer ejercicio ayuda a reducir y mejorar los síntomas de la regla.


Cuanto más activa y más regular seas con el ejercicio, tus reglas irán mejorando poco a poco. 


Hacer ejercicio puede ayudar a mejorar y evitar algunos síntomas de la menstruación, como náuseas, vómitos, dolores de espalda y dolores menstruales.

Cuando realizamos ejercicio el cuerpo aumenta el flujo de sangre que va hacia el útero y además libera endorfinas (conocidas como “hormonas de la felicidad”). Todo este proceso del cuerpo puede ayudar a contrarrestar los dolores causados por las contracciones del útero, además de mejorar los cambios de humor y estrés.

Además al hacer ejercicio aumentamos la sudoración, luchando así contra la retención de líquidos, que ayuda a reducir la sensación de hinchazón típica de los días antes de la menstruación.

¿Hay alguna contraindicación?

Es importante diferenciar el tipo de actividad física que estamos realizando, ya que las contraindicaciones normalmente afectan cuando estamos realizando ejercicio a nivel profesional o de una intensidad muy alta.

Por esto hay que tener cuidado cuando estamos realizando ejercicio de alto rendimiento físico, o cuando estamos realizando alguna dieta de baja ingesta calórica, ya que estas dos situaciones pueden provocar alteraciones del ciclo menstrual y causar amenorrea, que es la desaparición temporal de la menstruación.

Si aparece amenorrea es importante acudir a un especialista, que nos recomiende las pautas óptimas a seguir.


Si el ejercicio físico es muy intenso, se sigue una dieta extrema o existen situaciones de estrés, puede aparecer amenorrea.


Por tanto hay que tener siempre en cuenta el nivel de intensidad del ejercicio, además de que cada mujer es un mundo y lo que afecta a una no afecta a otra (hay quien apenas tiene síntomas durante la regla mientras que otras les es un mundo realizar ejercicio por los fuertes dolores). Hay que escuchar al cuerpo, él es sabio y nos indica cuando hay que reducir la intensidad. Siempre hemos de tener presente que el ejercicio ha de favorecer a nuestro cuerpo y no perjudicarlo.