Consejos para dormir mejor y de calidad



El sueño es importante, ¿verdad? Pero, ¿cuántas veces te has puesto a mirar una serie en Netflix antes de acostarte, para después estar hecho polvo la mañana siguiente? ¿Te pones a dormir por la noche y empiezas a dar vueltas y vueltas y no hay manera de conciliar el sueño?  

Más de un tercio de los adultos duermen menos de 6 horas por la noche. El insomnio contribuye al estrés, obesidad y enfermedades cardíacas. Sabiendo esto, ¿porque dormir más horas no está en nuestra lista de prioridades/propósitos del año? 

Puedes culpar a los horarios locos y al uso excesivo de la tecnología. Pero antes de ir a la farmacia o a tu médico para tomar pastillas para dormir, mejor probar con remedios naturales para dormir.

 

Mantén una rutina de sueño

 Levantarnos entre semana muy temprano y dormir mucho los fines de semana solo hace que interrumpir nuestro reloj biológico y nos causa problemas de sueño. 

Los expertos recomiendan acostarse y levantarse a la misma hora todos los días, sin importar en qué día de la semana nos encontremos. Esto nos ayudará a regular nuestro reloj interno y nos ayudará a despertarnos con más facilidad cada mañana.

Así que cuando ponemos la alarma para levantarnos por la mañana también sería interesante poner otra por la noche para que nos recuerde que debemos ir a dormir

  

Cuida la alimentación

 Cambiar nuestra dieta puede ayudar significativamente a tener mejor sueño. No sólo importa lo que comemos, sino también cuando. No es buena idea irse a la cama con el estómago vacío, pero irnos a dormir con el estómago lleno es igual de malo.

Cenar a la misma hora todas las noches nos ayudará con nuestra rutina de sueño. Además hay que elegir alimentos con alto contenido en vitamina B durante todo el día, como cereales integrales y frutos secos. Por la noche opta por un plátano o revuelto de huevos, que contienen triptófano que ayuda a conciliar el sueño.

 

Muévete durante el día

 Moviendo el cuerpo mejoramos nuestra calidad de sueño por la noche. Esto se explica por la liberación de endorfinas durante el día que hace que por la noche estemos más relajados y conseguimos un sueño más profundo.  

Además muchas investigaciones han demostrado que las personas que hacen ejercicio durante el día se duermen más rápido y se sienten más descansadas por la mañana.

 

El botón de repetir tu alarma no debe ser tu amigo 

Cuando suena la alarma por la mañana, pulsar el botón de repetir es una tentación. Pero no, mala idea. El sueño que obtenemos entre las alarmas, es sueño fuera de la fase REM  y lo que hace es alterar el ciclo del sueño y cuando nos levantamos nos sentimos peor. Aprovecha ese ratito de dormir “un poquito más” para tomarte una ducha, un buen desayuno o café, o simplemente para tomarte las mañanas sin tantas prisas. 

El sueño es crucial para la salud física, mental y emocional. En promedio, una persona pasa un tercio de su vida durmiendo. 

Dormir bien por la noche es sinónimo de tener una buena salud, por lo que en lugar de tratar el cansancio con cafeína aplícate estos sencillos consejos a tu rutina diaria.