Guía rápida para una correcta higiene después del gym


Es un tema que muchas veces hablamos con las amigas pero que nunca pensamos que puede afectar a muchas de nosotras. Así que nos parece interesante el tema y hemos hecho esta simple guía para cuidar la vagina después de hacer deporte.


Hablando con mis amigas y por mi experiencia personal, recomiendo tener algunos conjuntos de ropa interior reservados para ir al gimnasio. Lo mejor es elegir ropa interior que no cause irritación cuando hacemos ejercicio. 

Y por lo que respecta a la ropa deportiva, la que es de algodón tiende a ser demasiado absorbente por lo cual siempre termina super sudada. Lo mejor es tener prendas hechas de mezcla de poliéster, siendo un tejido transpirable que absorbe en seco para ayudar a quitar la humedad de la piel. Lo más importante es no llevar la ropa empapada de sudor, porque aumentamos la posibilidad de infecciones e desequilibrio del PH, causando secreción y picores en la vagina.


Algunos de los consejos que queremos darte desde My Alma:

1. Cámbiate de ropa

Si bien algunas mujeres cuando practican deporte se dejan la ropa de entrenamiento todo el día sin ningún problema, en general, lo que se recomienda es quitarse la ropa sudada lo antes posible.
Es importante dejar que nuestro cuerpo respire y se quede seco y limpio, así como dejar que nuestra zona íntima transpire.

2. Lávate y sécate bien

Sabemos que los microbios prosperan en un ambiente húmedo, por esto después de hacer deporte, es importante lavarse y secarse bien la zona íntima. Evitar el jabón antibacteriano o cualquier producto que pueda alterar el PH de la vagina. Así evitamos la posibilidad de hacer crecer las bacterias y hongos y que se desequilibre nuestra flora vaginal. Si no te puedes duchar inmediatamente puedes usar alguna toallita íntima (sin tóxicos) y cambiarte de ropa.

3. Elige la ropa correcta

Se recomienda no usar ropa interior para no irritar el cuerpo cuando estamos practicando deporte. Los pantalones para el ejercicio deben ser cómodos, sin costuras y diseñados para uso deportivo: “Lo que está en contacto con nuestra zona íntima, al menos, debe absorber la humedad, ya sean unas braguitas (no se recomienda usar tanga) o ropa de entrenamiento.


Cada mujer es diferente por lo que si antes no has tenido problemas vaginales después del gimnasio no debes preocuparte demasiado, pero si tienes la piel sensible o tiendes a tener infecciones es interesante seguir estas pautas.


Esperamos que nuestra pequeña guía te sirva de ayuda para prevenir problemas futuros.