¿Se pueden tirar los tampones al wc?


Entras en un baño público y ves un letrero enorme que dice que no tires compresas y tampones al wc. Aunque lees el cartel, como la gran mayoría de nosotras, lo ignoras. ¡no lo niegues, todas lo hemos hecho alguna vez! Por inocencia, quizás o porque no has pensado nunca en las consecuencias que convella esa acción.

Una mujer, en promedio usa 4 tampones al día (unos 16 por ciclo menstrual) y tiene la regla 470 veces en su vida. Esto se traduce en 39 años usando aproximadamente 10.000 tampones.
Ahora mira a tu alrededor y ves que hay muchísimas mujeres como tu, que deciden tirar el tampón por el wc. ¡No nos podemos hacer una idea de las toneladas de tampones que pueden llegar a pasar por las tuberías!

La mayoría de tampones están hechos de materiales sintéticos diseñados para absorber, expandirse y mantener su forma durante mucho tiempo. Existe la idea errónea de pensar que los tampones al tirarse por el wc (como ya no los vemos) se deshacen. ¡Pero no! Tardan años en descomponerse. No sabemos su paradero exacto pero sí tenemos claro que se mantienen durante mucho tiempo, en vertederos o nadando en nuestros mares. Cuando decimos mucho tiempo pueden ser años!

Pero, ¿si el tampón es biodegradable lo puedo tirar?

Los tampones MyALMA son biodegradables. La palabra biodegradable significa que pueden ser degradados en sustancias más simples por bacterias y microorganismos. Pero biodegradable no significa que lo podamos tirar por el wc.

Entonces, ¿qué hacemos con el tampón usado?

Pues bien, lo más recomendable (y fácil) es tirarlo en el contenedor de materia orgánica, y si estamos en un baño público en el contenedor sanitario. Siempre envueltos con un poco de papel higiénico.

Otra alternativa, no tan común, es hacer compost. Los tampones al estar hechos de algodón orgánico (material natural y de origen vegetal), se pueden compostar.